Los chispazos de inspiración son disparadores que llegan a nuestra mente, por los ojos, las orejas, u otro sentido más profundo, y se mueven con una velocidad infinita para terminar convirtiéndose en algo parecido a una idea. 

Me encuentro en una situación en la que tengo que hacer algo bastante preciso, por placer, a lo que le quiero dar un buen significado y no se por dónde empezar. Siento que muchas veces pasa. Siento también que aquí hay un motor de la vida: Empezar, aunque no sepas por donde.

Vayamos al siguiente escenario:

Somos un oso, estamos perdidos en un bosque, no hay ningún árbol a la redonda y queremos salir a buscar comida. Tenemos 360 grados para recorrer.

Ahora que lo veo, un escenario como el que deben convivir (¡día y noche!) algunos osos polares. Un panorama bastante desolador, en el que cualquier camino, si consideramos (solo) 360, podría ser el indicado.

Empezamos sabiendo que puede que sea difícil, casi imposible. No sería un poco más sencillo que árboles a nuestro alrededor configuren unas especies de avenidas, unas 8 o 10 imagino, por por donde empezar a explorar, por donde una presa probablemente andaría, ya que tendría sus propios asuntos que atender. En este caso ¿Aumentaría la probabilidad de encontrar el camino correcto para conseguir finalmente la comida esperada?

Creo que estamos muchas veces en estas situaciones, donde no sabemos por dónde empezar, y eso nos frena. Pero aunque no pase  vemos los árboles, muchos de ellos, pero el camino sigue invisible. Y si no vemos los árboles resulta que podemos inventarlos.

Los lugares comunes y sus frases son divertidas. Un idioma que hablan todos los que han pasado por allí, algo que funciona como un código de hermandad. Las hay de nicho, que representan a grupos de 2 a menos de 10000 personas, como SKERE, que solo entienden los millennials, y las de siempre, las “coca-coleras”, que son conocidas por todo el mundo. En esta oportunidad presentamos: La vida es un lienzo en blanco. Frase dicha alguna vez por quien se dio cuenta que la vida está llena de oportunidades y es dichoso quien puede disfrutar de muchas de ellas

Quiero pintar una pared del lugar donde trabajamos. Y no sé por donde empezar. No sé si una frase, un calendario o un anotador. Quiero que sirva, que sea entretenido y didáctico para con las chicas que trabajan en CROING. Es un lienzo en blanco y quiero hacer algo que sea lo mejor que se pueda hacer, al fin y al cabo, todo el tiempo podemos decidir de qué color será el siguiente brochazo, el que mejor se complemente con los colores que ya están distribuidos.